Seleccionar página

DEFINICIÓN:

Un seguro de gastos médicos te va a cubrir los gastos hospitalarios necesarios para la recuperación en caso de accidentes y de enfermedades graves. Sí, ¡graves! Por eso lo de “MAYORES”. Si vas al doctor por una gripa pues, el seguro no te reembolsará ni un centavo porque es un gasto considerado menor, lo cual lo cubrirá el seguro de gastos MENORES.

LAS COBERTURAS:

Cada seguro de gastos médicos se compone de una cobertura básica y de unas coberturas adicionales.
La Cobertura Básica te cubre los gastos hospitalarios generales que viene siendo honorarios médicos, medicamentos, diagnóstico, tratamientos (generalmente todos los que se terminan en “pia”: hidroterapia, quimioterapia…), aparatos ortopédicos, honorarios de enfermeras y, por lo general, los gastos básicos dentales.
Las Coberturas Adicionales se componen generalmente de los servicios de: emergencias en el extranjero, eliminación o reducción del deducible por accidente, enfermedades catastróficas en el extranjero, gastos funerarios, cobertura dental premium, muerte accidental, dinero en efectivo… Pero existe un limite que llaman suma asegurada.

SUMA ASEGURADA:

La Suma Asegurada es el monto limite que podría llegar a pagarte la aseguradora. Ejemplo, tengo una suma asegurada de $50 millones de pesos entonces significa que la aseguradora me reembolsará hasta que tope ese monto. Si mis gastos hospitalarios rebasan $50 millones de pesos pues correrán por mi cuenta! Pero no te preocupes hasta la fecha, la cuenta más alta alcanzo los $38 millones de pesos así que con $50 millones de pesos estás más que tranquilo!

DEDUCIBLE:

Todos los seguros de gastos médicos se componen de un deducible: es el monto fijo que vas a pagar para poder hacer uso de tu seguro de gastos médicos. Es como tu “cover” por entrar en el hospital. El total de tus gastos hospitalarios tienen que rebasar ese monto para hacer válido tu seguro. Cada vez más bajo este tu seguro, cada vez más caro saldrá. Y al revés, cada vez más alto este tu seguro, cada vez más barato saldrá porque tienes menos chance de usarlo y al momento de usarlo vas a pagar muuuuucho! Así que mejor elegir un deducible ni tan bajo, ni tan alto!
Ejemplo: Tengo un deducible de $10,000 pesos, mi gasto total fue de $20,000 pesos puedo usar!! Tengo un deducible de $10,000 pesos, mi gasto total es de $8,000 pesos no lo puedo usar, corre por mi cuenta.
La mayoría de las aseguradoras ofrecen el zero deducible por accidente como cobertura adicional o sea te cubre cualquier accidente independientemente del gasto total final o de si rebasa o no el deducible contrato!!

COASEGURO:

Es un porcentaje que pagas adicionalmente por hacer uso de tu seguro. Se calcula sobre la base del gasto total hospitalario menos el deducible.
Ejemplo: Tuve un gasto de $100,000 pesos, mi deducible es de $10,000 pesos, mi coaseguro de 10% entonces mi coaseguro se calcula sobre la base 100,000 – 10,000 = el 10% de 90,000 o sea 9,000 por lo que pagaría sobre un gasto total de $100,000 pesos, $10,000 pesos de deducible más $9,000 pesos de coaseguro o sea $19,000 pesos!
La mayoría de la compañía dan un tope de coaseguro es decir que te protegen como usuario para que no pagues tanto porque el 10% sobre una cuenta de 2 millones de pesos duele un poco!

PRIMA:

Nada de familiares sino el otro nombre para decir precio!

SINIESTRO:

El otro nombre por incidente. Cuando pasa un accidente o una enfermedad, así lo llaman las aseguradoras.

TIEMPO DE ESPERA:

Es el tiempo durante el cual la aseguradora no te estaría cubriendo si te llega a pasar algo. Ejemplo: desde el primer día de contratación de tu seguro, las aseguradoras te cubren cualquier accidente o enfermedad súbita (derrame cerebral, paro cardíaco…). Después de un mes, cualquier enfermedad excepto las que tienen más tiempo de espera. Por lo general, las enfermedades femeninas tipo cáncer de mama y de los ovarios, problemas de rodillas, de espaldas, hernias, juanetes, amígdalas, o nariz… suelen tener un tiempo de espera de hasta dos años dependiendo la compañía.  Por fin, TODAS LAS ASEGURADORAS tienen un tiempo de espera de diez meses para embarazo. Es decir que tu bebé tiene que nacer una vez que cumples diez meses con tu póliza. Así que si se quieren embarazar, no esperen para contratar su seguro!!

SANO, SANO, SANO:

Como conclusión de ese artículo, quiero insistir sobre un hecho en particular: ¡Un seguro de gastos médicos se adquiere sano! ¡No, una vez que ya estás enfermo! Y no te atreves a mentir al momento de llenar el cuestionario médico porque como existe el buró de crédito, también existe el buró de médico!