Seleccionar página

¿Ya te vas a independizar o planeas hacerlo? Seguramente, sientes mucha euforia pero rápidamente va desaparecer cuando vas a ver tu estado de cuenta en cero o peor, en negativo, cada mes! Para que no te pase eso, ahí te van los 8 pasos para independizarte sin gastar mucho dinero.

finanzas personales ordenar finanzas planear finanzas

 

1/ Haz un presupuesto: Eso es el la primera etapa indispensable. Si aún, no te fuiste de la casa de tus papas, acostúmbrate a llevar el registro de tus gastos desde ahora. Cuando vives con tus papás es bien fácil olvidar hacerlo porque no tienes gastos fijos.  Pero si quieres que tu independización sea un éxito, ya no tienes de otra: ¡a registrar tus gastos! Usa Apps o libreta o hasta la tarjeta de crédito, si sabes manejarla es un muy buen medio para ver en que gastaste tu dinero al momento del corte.

2/ Ahorra para el depósito: si ya sabes donde te gustaría vivir y cuanto te costará, entonces ¡a ahorrar para el deposito! Puede ser de uno a dos meses de renta. ¡Así que ponte listo para de una vez llenar el cochinito!

3/ No te endeudes con la renta: Así de fácil, la renta de tu futuro depa o casa no debe de rebasar el 30% de tus ingresos. Porque verás que vivir con sólo el 70% de tu salario no es nada fácil. Así que si te vas por más caro, tienes dos opciones, irte por un lugar menos lujoso o mejor ni te cambies y quédate un ratito más con tus papás hasta realmente poder ofrecerte lo que buscas.

4/ Prefieres un amueblado: Ya van a venir muchos cambios y sobretodo muchos gastos, por lo que te recomiendo no endeudarte en amueblar toda tu casa y menos cuando eres un joven soltero o soltera. Si estás casado y ya van a independizarse juntos, compren los muebles poco a poquito y no se endeuden en comprar todo de un solo jalón. Aquí no lo he visto tanto, pero en Francia, siempre se aprovecha la fiesta de inauguración para pedir a tus amigos y familiares que te regalan cosas útiles para tu nueva casa. Entonces a implementar esa costumbre que te hará ahorrar una buena lana.

5/ Calcula por anticipado tus nuevos gastos: ¡Vendrán muchos! Por ejemplo, ¡la comida! Sí muchachos, ya tendrán que ir al súper, ya se acabo el periodo dorado durante el cual mamá iba al mandado. La gasolina, depende donde vivirás, quizás estarás más lejos que antes de tu trabajo, etc…

6/ Empieza a crear un fondo de emergencias: Y sí, si vas a vivir solo hay que ser preventivo y pensar en un fondo de emergencia por si la lavadora o refri ya no funcionan, si se tapan las tuberías, etc… Ese fondo te salvará de la bancarrota. Si todavía no te fuiste de la casa de tus papás, empieza a crearlo a parte del ahorro para el deposito.

7/ Automatiza los pagos: programa o domicilia tus pagos de servicios ya que ahora la mayoría se pueden pagar en línea. Como eso te evitarás las filas larguísimas de la CFE o del Internet y sobretodo evitarás un corte o una penalización. Una vez se me paso la fecha por pagar la luz, y cuando se te pasa la fecha ya no puedes pagar en el oxxo, por lo que tuve que ir hasta un sucursal de la CFE que estaba a parte hasta el fin del mundo y esperar tres horas para que me digan que tenía que esperar la siguiente factura para poder pagar. Así que te lo digo por experiencia, ¡automatiza tus pagos!

8/ Cómprate un seguro de casa: No importa si solo rentas, te va a proteger contra robo dentro y fuera de tu casa, accidentes personales domésticos, falla eléctrica causadas por las lluvias que, de hecho, ya están por llegar… Hasta tu mascota tendrá una Responsabilidad Civil por si muerde el vecino enfadoso. 😉

Hay muchos otros detallitos que tendrás que tomar en cuenta y que aprenderás sobre la marcha pero con esos tips, tienes las buenas bases para empezar a volar de tus propias alas sin llevarte a la bancarrota. Así que te deseo mucha suerte y sobretodo mucho éxito!

 

 

 

 

 

.